Live!

Bienvenidos al nuevo siglo

Tras quince años de espera, Los Brujos volvieron con todo en el marco del Festival Ciudad Emergente.

los-brujos

El día había estado raro, con lluvias que iban y venían durante toda la tarde que no nos permitían saber si llevar o no paraguas. Pero al promediar las nueve de la noche y sobre el final del set de Indios el cielo finalmente decidió por despejarse y mostrar unas tímidas estrellas. Acá abajo, en el planeta tierra, en la terraza del Centro Cultural Recoleta, el clima también empezaba a despejarse. La gente estaba ansiosa y por donde se viera o escuchara alguien contaba una historia. “17 años esperé para esto”, decían algunos más grandes, mientras que otros más jóvenes decían no creer que alguna vez iban a vivir lo que estaba por suceder.

Minutos antes de las 21:30 la pantalla del festival Ciudad Emergente empezó a descender, dejando a la vista 7 figuras vestidas de negro con conos del mismo color sobre la cabeza. Y sin que todavía nos pudiéramos recuperar de lo que estábamos viendo, los primeros acordes en clave casi stoner de Gagarin comenzaron a sonar. Después de eso el público dejó de existir y se convirtió en una marea de gente que hasta el último tema no paró de poguear, moshear y sonreír.

los-brujos

“No se vayan nunca más”, “Gracias por todo” y “Los quiero más que a mi viejo” fueron algunos de los gritos que la gente le dio a la banda a modo de retribución por canciones como Canción del Cronopio, Vudú, y Sasquatch y, sobre todo, por esa banda que dejaba al lado todo y volvía a estar arriba de los escenarios. Es que Los Brujos volvieron con todo. Quizás no hayan asistido todos a este reencuentro, algunos no quisieron o no pudieron, y otros ya no están, pero esta banda siempre se resaltó como eso, una banda. La unión hace la fuerza, dicen.

Si bien la banda daba un enorme espectáculo arriba del escenario con su música y sus disfraces (incluyeron máscaras de trapo como espantapájaros), abajo la gente era un reflejo de la locura y diversidad que se expresaba con la música. Atlantes vestidos de traje y carpeta en mano, Cronopios con todo tipo de pelos y ropas. No faltó nada, ni siquiera un tipo que en medio del pogo abrió su mochila para sacar un paquete de acelga y comenzar a romperlo en el aire salpicando de hojas a todos los que estaban cerca.  
 
Dicen que en 1992 cuando Nirvana visitó nuestro país le robaron a Los Brujos un riff que luego utilizarían para su disco de 1993 In Utero. Esta vez les tocó a los Brujos devolverles el favor y robarles una idea. Y así como la banda estadounidense les negó el hit de Smells Like Teen Spirit a su público, los oriundos de Turdera se rehusaron a tocar su mayor éxito radial Kanishka. “La gira intergaláctica duró un largo tiempo pero ya estamos de nuevo en la tierra, the aliens are back” dijeron antes de cerrar con Mi Papi No Te Quiere, y no importó que debajo la gente empezara a cantar “Cinco dinastías rechazaste…” al unísono, porque por esa noche la invasión extraterrestre había concluido.

.

Texto: Gonzalo Martin Tejido
Fotos: Jacqueline Orion
***Galería de fotos completa en nuestro FACEBOOK

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un pensamiento en “Bienvenidos al nuevo siglo

  1. Pingback: Los Brujos en La Trastienda: Go! Alien Go! |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s