Live!

Él Mató pasó por Groove previo a su gira internacional

La banda platense se presentó en Groove el pasado viernes 6 de marzo para despedirse de sus seguidores antes de la Gira de Oro Americana que los llevará a festivales como el Vive Latino y SXSW.

Él Mató // Foto: Lita Pascual

Él Mató // Foto: Lita Pascual

Cuando Santi le habla a la gente que lo está mirando desde el público de Groove, no se entiende mucho lo que dice. Apenas se le puede distinguir entre los murmullos algunas frases como “buenas noches” o “este es un tema que…”, no es un tema de sonido, siempre pasa lo mismo. Pero cuando Santi canta, bueno es otra cosa, su voz pasa a ser fuerte y clara. Y es que por un momento deja de ser ese chico tímido platense llamado Santiago Barrionuevo para convertirse en Santi Motorizado, voz y bajo de la banda indie más convocante de Buenos Aires. Ésto está lejos de ser una postura falseada o un personaje creado, y mucho menos una cuestión de ego, simplemente sabe que él, como los otros cuatro miembros de El Mató a un Policía Motorizado, cumplen un rol fundamental en la banda que va más allá de su propia existencia. Tienen que dar lo mejor posible de sí mismos, ninguno busca resaltar, ni la fama, no buscan la foto publicitaria, solo quieren dar la mejor versión existente de su proyecto. Lejos están de ser la típica descripción de “suenan como una maquina ajustada”, ellos son simplemente El Mató, y es lo que todas estas personas vinieron a ver a Palermo ésta noche de viernes. Después de todo, ya tenemos una aplanadora del rock&roll (y normalmente toca por Flores).

La noche abre con “El Magnetismo”, la cual debido a su extensión sirve como una perfecta introducción. Seguido de eso, y al igual que en su último disco La dinastía Scorpio, empieza a distinguirse el punteo inicial de “Mujeres Bellas y Fuertes”, y junto a él arranca el primero de muchos pogos. En este punto es importante destacar que la banda no se concentra solamente en las canciones de su último disco, a lo largo de la noche suenan canciones pertenecientes a todos sus discos, y lo que quizás es más importante, es que lo hacen en porciones homogéneas. Ninguna etapa de la banda queda olvidada, ningún tema viejo es pedido desde el público mientras la banda hace oídos sordos.

Foto: Lita Pascual

Foto: Lita Pascual

Aunque no se diga mucho arriba del escenario, la banda y la gente están en un “ida y vuelta” constante. Cuando se empieza con el típico cantito tribunero de “Vamos El mató”; Niño Elefante los acompaña ejecutando la melodía desde su guitarra. Esta debe ser una de las pocas bandas, sino la única, que cuando su cantante pregunta “¿Cómo la están pasando?”, no sólo le contestan con un “Bien” rotundo y feliz, sino que se puede escuchar alguien que también le retruca con “¿Y vos cómo la estás pasando?” provocando una sonrisa en todos. Una sensación de bienestar y buen clima que une a todos como una comunidad introvertida, de la misma manera que lo hacen canciones como “Más o menos Bien” o “Sábado”.

Bueno estamos llegando al final, siempre pasa lo mismo” anuncia Santi un poco antes de los bises que incluyen clásicos del primer disco homónimo (¿Podemos hablar de clásicos en una banda como esta?) como “Rock Espacial” y “Guitarra comunista”, para cerrar finalmente con “Mi Próximo Movimiento” y “Chica Rutera”. La noche llega a su final pero nadie se queja, todos nos vamos sintiéndonos un poquito mejor de lo que nos sentíamos al llegar.

.

Texto: Gonzalo Martín Tejido
Fotos: Lita Pascual

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s