Live!

“Con una pared de equipos al re palo”

 Divididos volvio al Luna Park, nuevamente con localidades agotadas y un show visualmente renovado a continuación  todos los detalles.

DSC_4372

Desde muy temprano, las veredas del estadio se empezaron a colmar de seguidores de la aplanadora del rock. Cada uno con sus particulares atuendos, algo muy importante para un seguidor de la banda es: la remera, por algo se llaman “Los santos en remera”. Apenas unas horas más tarde esas mismas personas se encontraban sobre el vallado, es que de esa manera a los ídolos se los tiene frente a frente.
Entre cantos, palmas y aplausos Divididos entro en acción. “Villancico del horror”, “Haciendo cosas raras” y “La ñapi de mamá” fueron las tres primeras. Ricardo Mollo agradecía entre canción y canción a su público, ellos respondían con el famoso “escuchenlo, escuchenlo, escuchenlo”…
Luego de “Casi estatua” llegó “Qué tal?” en esta última el señor del bajo, Diego Arnedo, se lució con un solo que dejo boquiabierta a la multitud. Entre una mágica sincronización entre la bateria de Catriel Ciavarella, y las palmas del público al compás llego “Sábado” y así también empezaban a cobrar protagonismo las visuales que se proyectaban en pantallas que estaban divididas en tres ubicadas al fondo del escenario.

Llegaba el momento acústico, la obra elegida para abrir dicho set fue “Vengo del placar de otro” en simultaneo con la canción se podía observar la representación de la historia en las pantallas. Un artista representaba estos dibujos sobre arena en vivo. Aplausos para el.
“¿Queres que te preste una guitarra?” le dijo Ricardo a Diego tras un pequeño percance que el bajista tuvo con su acústica. Para el turno de “Sisters” subio como invitado en segunda guitarra Federico Mendiry (Staff Divididos). Siguió “Spaguetti del rock”, de fondo sillas simulaban danzar en el aire sobre las pantalla y surgieron así los primeros acordes de la bella “Par Mil”.
“Esta canción esta inspirada en un hombre que se ha ido, y mucho nos ha dejado, Eduardo Galeano” dijo Ricardo Mollo sobre “Huelga de Amores”, así mismo hizo referencia al acampe de las comunidades originarias y la necesidad que estos tienen por recuperar un derecho propio, como sus tierras.
Retomando el set eléctrico, las agujas comenzaban a medir tensiones en imágenes y le dieron la bienvenida a “Mantecoso” precisamente en ese instante se develo la incógnita. El espeso telón negro que cubría el resto del escenario se desvaneció y quedo al descubierto por primera vez “la pared de equipos al re palo” en estado real, unas cuatro baterías, varios amplificadores, y parlantes componían el espectáculo visual. En ese instante el disco “La llave del mandala” (Invisible) giraba como sonando de verdad en forma de visual.

Mollo presentó a “Luisito” la mítica guitarra que el gran Luis Alberto Spinetta le obsequio luego de un show, aprovecho para agradecer a los referentes de la banda, y mientras sonaba “Despiertate nena” se proyectaban tapas de los discos mas importantes de bandas como Sumo, Manal, Pescado Rabioso entre otras. “Amapola del 66” estuvo dedicado a todas esas personas que ya no están pero igual siguen estando ahí. Con un solo de batería de las manos de Ciavarella sonó “Paisano de Hurlingham”. En un abrir y cerrar de ojos con la complicidad de las luces también, el power trió apareció con sus trajes de apicultores, tal como figuraban en los volantes, y en varias ocasiones en las visuales.
“Chau, hasta pronto. Nos vemos en el Teatro de Flores, loco” dijo Mollo entre risas, y todas las miradas se dirigieron hacia el Condor, que daba paso “Ala delta”. Mientras tocaba se observaba el mismo jugando con un yoyo al ritmo del bajo en pantalla, el color rojo furioso del mismo invadió todo el estadio, y del mismo rojo que estaban las gargantas de cantar cada canción y ovacionar al gran power trió argentino. Ricardo repartió sus puas religiosamente, Diego y Catriel zaparon mientras, un nuevo show, renovado se escribe en una nueva pagina de la banda. Mientras en instantes de este sábado, la banda se prepara para subir nuevamente al escenario del Luna Park.

Texto: Mon Romero M.
Foto: Orion Jacqueline

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s