Entrevista

|Entrevista a Sergio Ch|”1974 marca un renacimiento, una perspectiva nueva de vida y plantear hacia adónde”

Este viernes 13 Sergio Ch estará presentando su primer trabajo solista 1974. Con un sonido acústico pero intenso, este álbum de 13 canciones te invita a recorrer sonidos y texturas que marcan un nueva etapa en su carrera.

Ademas continua con sus proyectos: Ararat, su nuevo libro Estoner Pampeano y Patagonia Rebelde, su sello discográfico South American Sludge Records y como si esto fuera poco, su próximo proyecto como banda Soldati. 

De esto y mucho más hablamos en esta nota.

10449894_718879034861059_5326439868969812140_n

¿Qué conexión hay entre 1974 (tu primer disco solista) y el año de tu nacimiento?

1974 lo empecé a componer y a grabar, mas o menos, hace tres años ya. Fue como un momento bastante importante para mí, fue como un momento de cambio muy grande de vida más que nada. Entré en otra etapa completamente diferente. Para mí, de repente, salir de muchos años de oscuridad, de hacer culto a Natas, Satán, las drogas, el quilombo, las giras y el agite a empezar a vivir una vida más espiritual. En busca de cosas un poco más sanas para mi fue importante. Entonces marco como un final de una etapa y un comienzo. 1974 para mí es como un nombre clave: el año de mi nacimiento y el año, también, de mi renacer el momento en el cual uno produce un cambio que es como casi morir y tratar de volver a nacer y tener que aprender a hacer todo de vuelta como un bebé. Volver a tocar la guitarra, volver aprender a tocar el bajo, a relacionarme, a salir a la cancha a jugar.

Es un disco muy lindo de trece canciones. Tiene versiones muy íntimas, la mayoría las encaré en la grabación low-fi (de baja calidad) buscando texturas más que nada en los colores de los instrumentos, grabando con máquinas de cassette, con máquinas de filmación vieja vhs y todo eso con muy pocos elementos: pianos, guitarras acústicas, mi mujer que toca el violín y también algunos instrumentos chiquitos; con mucho hincapié en la letra, una bajada de línea importante que tiene que ver con todo ese cambio mío. La verdad que está buenísimo el disco, hace un año que lo tengo en formato digital y la edición física estuvo a cargo de la co-producción entre Oui Oui Records y South American Sludge. Estoy muy contento con el disco y no se si saldré a tocarlo en vivo, tengo otro plan más poderoso para el vivo de 1974 pero muy contento con la salida.

Muchas canciones que incluis 1974 también aparecen en Cabalgata Hacia la Luz...

Si, cuando termino de componer y grabar 1974, empezamos a trabajar con los chicos de Ararat (Alfredo Felitte y Tito Fargo) en el tercer disco que se llama Cabalgata Hacia la Luz. Así que fue un paso continuo: 1974, un renacimiento, perspectiva nueva de vida y plantear hacia adónde, bueno, hacia Cabalgata Hacia la Luz. De la oscuridad a la luz, la cabalgata es algo en movimiento, algo continuo; no es simplemente un lugar en el donde uno está sino es algo en movimiento, un lugar en el que uno cada vez puede estar mejor. Uno puede ser mejor amigo, mejor hijo, mejor padre, mejor músico. Una persona más honesta, cuidarte más con tu cuerpo, cuidarte más. Un montón de cosas que yo estoy aprendiendo recién ahora de grande con 41.

Varios temas se los tiré a Ararat y con el instrumento que yo toco que es el bajo le aplicamos una versión pesada y bastante directa, muy adrenalínica y visceral de lo que eran esos primeros acercamientos a las canciones que están en 1974.

¿Cómo llegaste a la decisión de lanzar tu disco solista?

Se fueron dando las cosas también así. Nosotros hace dos años después de que grabé 1974 grabamos Cabalgata Hacia la Luz. Todo este año que pasó se lo dediqué a Ararat, para que la gente que escucha mi música y que le gusta un poco lo que hacemos tenga la oportunidad realmente de saborear el disco y los que comparten el mensaje que nos acompañen y estén en el viaje. Creo que es un buen momento porque la gente ya conoce las canciones de Cabalgata… y recién ahora tiene la oportunidad de escucharlas en lo que fue su nacimiento, su primer versión. Hay muchas versiones grabadas del disco 1974 que yo utilicé la primer toma de la primera vez que toqué el tema con el piano y lo canté. Es esa toma, esa grabación, a partir de ahí trabaje arriba. También el sonido después lo trabajamos con Patricio Claypole para llevarlo del low fi que tiene mucho grano, mucha textura a un color un poco más fuerte, tiene un doble proceso: uno de low fi importante y después otro de mastering fuerte.

Fue muy divertido y creo que se fue dando todo de a poco. También con los videos que acompañan al disco lo fui haciendo muy de a poco. Hace dos años lancé el primer video de “Las Piedras” que es un tema muy importante del disco y que también está en el de Ararat. Después saqué un videito un poco en joda de un tema que se llama “La Blusa” que son dos minutos míos tocando con slide rápido como un punk pero hecho con slide. Y ahora para el lanzamiento del disco tenemos un video nuevo de “Las Piedras” que lo hico Juan Bacagianis que es un capo un filmmaker de películas de surf sobre todo.

También estas en otro proyecto Soldati ¿ Como van con eso?

Así como en su momento parte de los temas los saqué a la cancha con Ararat, ahora pudimos armar un trío nuevo con dos amigos: Lucas de la banda Hospital de Muñecas y Ranz que es un baterista muy joven impresionante que fue el que lo reemplazó a Walter en la última última etapa de Los Natas, desde ahí quedamos muy amigos y con ganas de hacer cosas. La banda se llama Soldati y hace un año nos estamos juntando en la sala. Fue un encuentro muy importante. Los tres somos padres, es una banda de padres de familia que terminamos de tocar y nos vamos al barcito de la esquina y nos ponemos a hablar de nuestras mujeres, ex-mujeres, los chicos, el colegio, los quilombos, muy divertido y, a la vez, compartimos una historia musical importante. En lo que va del año compusimos diez temas, lo que va a ser el primer disco de la banda y también estamos haciendo las versiones de 1974 que quedaron fuera del repertorio de Ararat. Y como parte de ese renacimiento mío con esta banda la vuelta para mi es muy grande porque es una vuelta a la guitarra (SG) que son las guitarras que toqué toda la vida y dejé encajonada durante unos años. Para mi es fuerte volver a colgarme la guitarra eléctrica, volver a hacer temas, adaptar las canciones de 1974 para la banda. Tenemos la primera fecha para marzo del año que viene. Lo estamos tomando muy tranquilos, muy de a poco, lo estamos disfrutando más que nada. No hay intención de salir a ganarle a nadie. Lo único importante es pasarla bien y hacer que la música vibre. 1974 lo vamos a salir a presentar de manera muy heavy con guitarras eléctricas, sg, batería, bajo, cabezales valvulares y mucho power como diría Johnny Allon.

No estas metido en la batalla de las bandas…

La verdad es que es un poco así. Tal vez un poco más de chico, yo qué sé, cuando arranqué en el 94 a colgarme la guitarra eléctrica ni soñaba que iban a suceder todas las cosas que pasaron. Y pasó todo tan rápido estos veinte años, con la música se me pasaron tan rápido, que aprendí muchas cosas. Al principio fue la sorpresa de que a alguien le pueda llegar a gustar lo que hago y de tener un grupo como en su principio fue Los Natas que esté sonando y podamos tocar en vivo. Era todo una sorpresa, una adrenalina importante. Después le empezamos a meter mucha leña a la caldera, de repente, no para competir con los demás pero queriendo llegar con nuestra música a todo el mundo. No por nada con Los Natas hicimos dos giras por Estados Unidos, tres giras en Chile, ocho o nueve giras en Europa. Giras de treinta días, veintiocho recitales en diez países diferentes. Nos exigimos muchísimo, para llevar la música a todo el mundo pero también eso nos dejó una factura impaga importante a lo que es salud mental, salud física, tiempo para dedicarle a nuestras familias y a las cosas que también hacen bien en la vida. Entonces, con ese aprendizaje, hace unos años me estoy tomando las cosas con mucha calma. Que cada momento sea el momento para cada cosa, ir guardando cosas que están buenas para más adelante. Las cosas que hago buscar disfrutarlas porque un tema de Ararat “el tiempo es un caballo rápido”, pasa muy rápido y si estoy en el pasado o en el futuro me pierdo de disfrutar el hoy. El presente como dice la palabra es un regalo, y el día de hoy este momento es un regalo. Yo tengo que estar presente acá, disfrutando esta conversación con ustedes, acá con mis equipos. Lo mismos se aplica al laburo, si algo no se da o se traba no hay ningún problema, lo vemos la semana que viene o el mes que viene. Así que por eso un poco ya me tomo las cosas con más calma.

Por Jacqueline Orion

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s