Live!

Festival Nuestro: Segunda edición.

Tecnópolis superó las expectativas de todos. A puro rock, desfilaron bandas como Indios, El Bordo, los Auténticos, Guasones, La Vela Puerca y Salta la Banca. Pero además, la gente pudo disfrutar de un gran día al aire libre, con juegos, espacios recreativos, educación y mucho más.

La Vela Puerca

La Vela Puerca

Luego de la gran convocatoria que tuvo en el 2014, el “Festival Nuestro” realizó su segunda edición. El lugar ubicado en el Parque del Bicentenario, permitió el ingreso desde las 13 hs para la gente, que pudo disfrutar de variadas actividades en su amplio espacio. Además de las grandes y cómodas intalaciones con aire acondicionado donde se iban turnando las bandas sin necesidad de esperar armado, el Festival contaba con un patio cervecero, donde se podía disfrutar de cervezas artesanales pero no se podía salir con las bebidas, para controlar un poco el ambiente familiar del festival.

Además, tenía lugares de recorrido cultural para la familia, grandes puestos de juegos grupales, un espacio matero donde se disponía el mate para la gente, un polo gastronómico, otro de recreación y hasta uno de “fiaca” para el descanso. Daba la sensación que no alcanzaría el día entero para poder recorrerlo en su integridad. Tecnópolis ofreció algo diferente a la mayoria de los festivales. Con espectáculos desde las 14hs, la disposición de los escenarios estaba dividida en tres, con una gran despliegue organizativo: El escenario Ñ, donde hubo bandas como Jinete Lendrix, Indios, Jeites, etc.; el escenario “Churro”, con artistas como Pablo Mir, Sofia Viola, Pablo Mikozzi entre otros, y en el gran escenario montado en el Pabellón Bicentenario, se encontraba el escenario Mate, donde estuvieron posadas la mayoría de las miradas.

image

Los que recibieron a la gente que iba llegando fueron los Auténticos Decadentes, que con una gran montada en escena, con 14 músicos a pura fiesta, tocaron todos sus temas, y uno se da cuenta que aunque no siga a la banda, está repleta de hits y conoce todas sus canciones.  Entre Cucho y Jorge Serrano se encargaron de levantar a la gente e ir acompañado al público para lo que vendría luego. Fue una gran fiesta.

Finalizando los auténticos, y previo a la llegada del bordo, todos se mudaron de escenario, al Ñ, donde tocaba una de las bandas populares del momento, Indios, la banda rosarina que según Dargelos es lo nuevo del Rock Nacional.

El conjunto  liderado por Joaquín Vitola no aprovechó su momento, en que la gente esperaba por verlos previo a El Bordo y, además de arrancar más tarde de lo programado, tuvo que lidiar con el mal sonido, que incomodaba al público. Para sumar, Indios decidió no tocar sus temas más conocidos, arrancando con los menos populares de su disco, por lo que la gente, al poco tiempo se fue retirando para volver al escenario Mate, donde comenzaba la acción.

image

17:45hs era la hora señalada para que se presentara El Bordo, una de las bandas de rock que más está creciendo en los últimos tiempos.

La banda comandada por Alejandro Kurz, que subió al escenario con una remera de Almendra,  brindó un gran show, de festejo por los 17 años de la banda, y tocando varios temas de su último disco “Hermanos”, sumado a  sus clásicos como “Cansado de ser”, “Soñando despierto”, etc. El público aportó lo suyo, con el agite de banderas y mucho pogo.

Ya para este momento el anfiteatro se llenó de gente, y aquí todos nos enamoramos del sistema de aire acondicionado. Varias personas estuvieron abrigadas en las plateas.

Y llegó el turno de Guasones que fue lo mejor que tuvo el festival.

La banda de La Plata, liderada por el rockstar Facundo Soto, pese a seguir con la línea de la tardanza para comenzar el show  la descoció, tocando todos sus temas de fiesta, como “Farmacia”, “Como un lobo”, pero también temas de viejos discos  como “Shaila Show”, “baila” y algunos de su nuevo álbum “Locales Calientes”. Guasones es una de las pocas bandas que suena incluso mejor en vivo que en estudio. Y el público le da ese toque especial, como una simbiosis perfecta en sus canciones.

El punto culmine fueron sus últimas dos canciones donde subió de nuevo Ale Kurz para cantar “Gracias” junto a Guasones, y Facu Soto terminó en cuero revoleando la remera y agitando a la gente como siempre. A partir de ahí, Ale se convirtió en el invitado de cada banda que subió, al cantar luego con Bochi de Las pastillas del abuelo y también con Salta la Banca.

Alrededor de las 22hs, era el tiempo de la banda central. El anfiteatro se colmó en su capacidad. La gente comenzó a corear “vamos, vamos la vela de mi corazón”. Estaba todo listo para que la banda uruguaya proporcionara la fiesta y la energía que todos necesitábamos.

El enano, con un jardinero puesto, y el Cebolla con su gorro puesto regaron de rock todo el escenario Mate, haciendo un mix entre su último disco “Érase” con sus grandes éxitos, como “llenos de magia”, “de atar”, “va a escampar” y “un frasco”.

Además, sobre la mitad del show, se dieron el gusto de subir a una banda amiga, los alemanes de “Alex Mofa Gang”, que ya habían tocado en el festival pero a las 15hs, y tuvieron el placer de cantar dos canciones con el anfiteatro lleno. Su líder,  Sascha Hörold, se mostró feliz de poder tocar ante tanta gente y hasta se tiró de cabeza al público, además de cantar en castellano partes de su canción, pidiendo coros y palmas a la gente. Un crack total.

Luego retornó la vela, ya para tocar sus últimos temas, “mi semilla” y “zafar” y luego despedir al público a pura energía con “el viejo” y “el profeta”.

Ya era tarde en Tecnópolis, y aunque la mayoría de la gente se estaba yendo, o iba a comer algo por la hora, los chicos de Salta la Banca, comandados por Santi Aysine dieron un gran show, con gran cantidad de chicas en corpiño, que le tiraban de todo.

 

El recital que duró una hora fue muy bueno, repasando clásicos como “¿Quién dice?”, varios temas  de su nuevo disco “Eureka!” y temas como “Mejillas de amapola”, “Seremos”, “Que salte la banca”, y cerró cantando con Ale Kurs “Invierno Tibio”.

Por último, y ya muy tarde en la noche del sábado, era el turno de Bochi, de las pastillas del abuelo, que iba a tocar según la propaganda del festival iba a subir con varios invitados.

La mayoría ya se había ido de Tecnópolis seguramente por la hora, ya que el show recién arranco tipo 1:10 am.

La incógnita era saber qué iba a tocar, teniendo en cuenta que no estaba Piti. La expectativa en el lugar era que estuviera, pero Las Pastillas del abuelo tocaban en Córdoba.

Finalmente Bochi subió al escenario, para tocar junto con amigos, varias canciones que eran “nuestras, bien argentinas”, dicho por él. Entre ellas, cantó canciones de Charly Garcia, Los Abuelos de la nada, Soda Stereo, entre otras.

Fue una jornada espectacular, por el marco donde se realizó, que ojalá que siga en pie muchos años más, y por el espectáculo brindado, que movilizó a miles de personas y les brindó uno de los mejores festivales del año, por lo menos. El Festival Nuestro realmente fue sentido como propio. La gente pudo jugar, compartir, comer, beber, en un ambiente cuidado, tranquilo y amplio. Y por supuesto, disfrutar de las mejores bandas de rock que tiene nuestro país. Esperemos que el año que viene sea posible su tercera edición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Fotos: Matias Moyano
Texto: Juan Pablo Álvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s