Live!

#MaximusFestival: De remeras negras y música pesada

El festival de metal y música alternativa más destacado del país tuvo su segunda edición en Tecnopolis con más de 20.000 espectadores.

Maximus Festival-general

Foto cortesía Elías Hernán Mendez

El Maximus Festival llegó para quedarse. Con apenas dos ediciones realizadas ya se pronuncia fuerte en la lista de eventos musicales destacados. La propuesta del festival extiende lo musical y ofrece una serie de atractivos que van desde lo gastronómico hasta la muestra de una estética con motos customizadas, personajes y la cultura del metal en su aspecto, al mejor estilo Hellfest. Desde temprano el predio de Tecnópolis se fue copando de jóvenes y adultos dispuestos a pasar una jornada de música fuerte. Las remeras negras pertenecen a ese código implícito que nos hace empatizar y generar un mueca de sonrisa -y hasta un grito de aguante- cuando vemos a esa banda que tanto nos gusta en la espalda de otro. Sobre la subcultura metalera se ha escrito -y muy bien- una serie de ensayos compilados en Se nos ve de negro vestidos.

Las bandas comenzaron para nunca detenerse pasado el mediodía con El Buen Salvaje en el escenario Thunder Done. Los estadounidenses Red Fang fueron los encargados de abrir el escenario Maximus en lo que fue su primera visita al país. Expectativas cumplidas y superadas por esta banda de stoner formada en el año 2005 que desató uno de los primeros pogos de la jornada con temas como “Wires”Un cambio en la grilla a último momento hizo que Hatebreed pospusiera su show hasta la tarde noche en el escenario nacional. Pese a que la información no circuló masivamente, un gran número de personas se acercó a disfrutar el costado más hardcore del festival.

Uno de los shows más esperados fue el de Ghost, banda que durante estos últimos años ha tenido una popularidad notoria en nuestro país. La propuesta de misterio y culto dota al escenario de una puesta en escena que hace a lo musical. Las máscaras y la indumentaria se replicaban entre el público que se sacudía y saltaba durante temas como “Absolution”. A su vez, Rob Zombie -dominando las herramientas del cine- hace de su set una gran teatralización del rock. Entre saltos, corridas, instrumentos llamativos y caras pintadas llena su propuesta de condimentos que te sacan de la comodidad de espectador: ya sean un par de aliens inflables haciendo mosh entre el público o el cover de “Blitzkrieg Bop” en una patria ramonera, Zombie mantiene el dinamismo y la música pesada como su línea argumentativa. Un buen alumno de la escuela de la Alice Cooper Band.

06-05-2017 MAXIMUS FESTIVAL-9

Rob Zombie // Foto cortesía Juan Manuel Ortner

Por el festival pasaron todas las variaciones que engloban el género metal o música pesada: desde las propuestas más recientes como Five Finger Death Punch que llamó la atención y participación del público más joven hasta la solemne presentación de Slayer, donde lo que primó fue la admiración y respeto por una de las bandas canónicas del metal. Si tuviésemos que rankear un top 3 de los shows del Maximus la lista sería más o menos así: primero Slayer, luego Prophets of Rage y un tercer puesto -no tan claro- donde podríamos ubicar a Linkin Park o Rob Zombie.

Maximus Festival-prophets

Prophets of Rage // Foto cortesía Elías Hernán Mendez

La banda que reúne a músicos de Rage Against the Machine, Public Enemy y Cypress Hill hizo su debut en nuestro país. Si bien no cuentan con temas propios -salvo “Unfuck the world”, adelanto de lo que será su nuevo disco- Prophets of Rage hizo un repaso por los clásicos que hicieron conocidos a sus miembros. Es imposible no evocar aquella demoledora presentación de RATM en el Pepsi Music del 2010 y no extrañar la actitud y energía de Zack de la Rocha en vivo. Sin embargo, la presencia de bestias como Tom Morello hace que valga la pena parar la oreja y cantar temas como “Testify” o “Bullet in the head” a grito limpio. El mensaje sigue siendo el mismo y el dorso de la guitarra de aquel personaje de Guitar Hero III fue una muestra de eso: “Para las madres de los desaparecidos”. El compromiso de sus músicos en tiempos de 2×1 solo merece respeto. 

Para muchos el festival terminó con “Killing in the name” pero lo cierto es que aún restaba el cierre con Linkin Park. La banda comandada por Chester Bennington y Mike Shinoda realizó un set que pasó por todos sus discos, incluyendo el último, pero hizo hincapié en las bases. El momento más destacado del show fue cuando el público cantó gran parte del clásico “In the end” a capella, dejando a la banda cautivada.

Maximus Festival-linkinpark3

Linkin Park // Foto cortesía Elías Hernán Mendez

La presencia de Slayer en el festival fue un gran acierto de producción: luego de ver pasar a bandas performativas venía bien una cuota de ortodoxia. Metal, lisa y llanamente, con un tipo que podía permanecer en silencio por unos segundos ubicado en el centro del escenario y aún así te interpelaba de manera contundente. La diversidad de propuestas del festival tuvo a los mejores en su estilo y eso desencadenó esta exitosa segunda edición.

Por Florencia González

06-05-2017 MAXIMUS FESTIVAL-18

Slayer // Foto cortesía Juan Manuel Ortner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s