Live!

Dropkick Murphys en el Teatro Flores: Siempre nos quedará Boston

La banda oriunda de Boston regresó a nuestro país en el marco de su  nueva gira mundial. Punk, birra y camaradería fueron los condimentos de la noche.

_DCS7134

Dropkick Murphys visitó nuevamente Buenos Aires luego de aquella noche del 2014 donde debutaron en estas tierras. La fecha del pasado martes se mudó al Teatro Flores, lugar conocido por el que pasaron grandes bandas del género como Rancid, Descendents y próximamente Bad Religion. 

La noche primaveral se presentó ideal para beber algunas cervezas y escuchar a los embajadores del punk de Boston. Cerca de las 21:30hs las luces se apagan y suena la intro que anticipa el show: “The Foggy Dew” de Sinéad O’Connor, tal como vienen haciendo en la gira. Luego del cántico alentador de “Let’s go Murphys” por parte del público el show comenzaba con “The Lonesome Boatman” seguido de “The Boys are Back” y la banda lockeada para el Halloween porteño. Un clima de distensión y euforia arrancaba para no terminar. La banda ya había tenido su primera vez con el público argentino y este show significó su reencuentro, más afianzado y con una base de conocimiento mayor.

_DCS6856

Los DKM son dueños de un carisma y espontaneidad única. Corren por todo el escenario, se acercan al público (y al revés) y comparten una velada de celebración. Bajo una estética influenciada por la cultura irlandesa, la banda plasma el sonido inconfundible del punk celta que tan bien ha sido recibido en nuestro país. El juego constante entre una variedad de instrumentos como la gaita y el banjo, las letras con índole sociopolítica y la permanente propuesta de diversión hacen a la especificidad de esta banda.

_DCS6957

Temas como “Johnny, I Hardly Knew Ya”, “Rose Tattoo”, “Famous for Nothing”, el cover de “I Fought the Law” (original de The Crickets y popularizado por The Clash) fueron algunos de los que sonaron durante la segunda visita de la banda a nuestro país. Si hay algo que los arraiga es el sentido de pertenencia con la ciudad de Boston. Son parte del colorido local que logra atravesar las fronteras y llegar a diversos lugares. Los DKM nunca dejan Boston, siempre lo llevan consigo. 

La postal final del show fue con “Halloween” de los Misfits (apropiado para la fecha), el escenario copado por el público y los últimos mosh de la noche.

Texto: Florencia
Fotos: Jacqueline Orion

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s